El cerebro de un Budoka

Ya sabemos que la práctica del deporte, en general, proporciona numerosos beneficios, por ejemplo, una investigación publicada en Current Biology concluyó, en 2016, que hacer ejercicio con intensidad media cuatro horas después del estudio favorece la memoria asociativa, que es la que tiene que ver con la segregación de dopamina y noradrenalina, hormonas que contribuyen al proceso de fijación de recuerdos.

Muchos de los alumnos del RANAI DOJO nos comentan que se notan mucho mejor (desestresados, tonificados, recargados de energía…) después de venir a practicar cualquier arte marcial o actividad física que realizan en el Dojo. También nos comentan que cuando están unos días sin venir, se notan más fatigados, con menos energía y más irritables. Parece que ante esas afirmaciones, hay constataciones científicas que corroboran que la actividad física y las artes marciales proporcionan beneficios a corto, medio y largo plazo en nuestro cuerpo.

EL CEREBRO EN LAS ARTES MARCIALES

Según numerosos estudios, las artes marciales no promueven la agresión (Woodward, 2009), de hecho, han sido utilizadas como una modalidad de tratamiento para personas que portan conductas violentas (Twemlow & Sacco, 1998; Vertonghen & Theeboom, 2010) y en pacientes con demencias (Wayne et al., 2014). 

Numerosos estudios sobre las artes marciales se centran en la importancia que tienen en el bienestar general de los seres humanos. Entre sus múltiples beneficios se encuentran: la práctica de la actividad física, el desarrollo de la auto-defensa, el conocimiento y prácticas de habilidades de combate, la auto-cultivación, la disciplina mental, el desarrollo de carácter, la mejoría de la capacidad aeróbica, balance, fuerza, flexibilidad y su uso como alternativa para alguna condición médica que requiera una salida alternativa a su tratamiento, como la obesidad, el cáncer o algunas condiciones psiquiátricas o de la edad adulta (Reid-Arndt, Matsuda & Cox, 2012; Sharpe et al., 2007; Woodward, 2009).

FUNCIONES Y VOLUMEN CEREBRAL

Según Gabriela Orozco Calderón, especialista en Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, el cerebro es el centro de comando de todo el cuerpo. Es el responsable no solo de que se tenga la capacidad de realizar funciones cognitivamente elevadas, tales como la toma de decisiones, la planeación a futuro en función de metas y la autoconciencia, sino también funciones básicas (como percibir el entorno) e importantes para la supervivencia, como aproximarnos a estímulos potenciales de recompensa (como buscar pareja, comer, beber) o alejarnos de estímulos aversivos que pongan en peligro real o ficticio la vida.

Las diferencias en el volumen cerebral encontradas en practicantes de artes marciales, comparados con personas sedentarias, reflejan un cambio neuroplástico que implica regiones cerebrales que responden al entrenamiento motor; y posiblemente a las demandas que implican estas tareas al usar movimientos complejos, planeación, control y ejecución de un acto que tiene una meta establecida. El incremento observado se debe, según algunos autores, a cambios del flujo cerebral, a la neurogénesis, sinaptogénesis, angiogénsis, a la expresión de proteínas, de genes y a la liberación de factores tróficos inducidos por el ejercicio físico (Lista & Sorrentino, 2010; Van Praag, 2008).

Realizar un ejercicio físico por medio de alguna actividad deportiva permite que el sistema nervioso se vaya moldeando. Jacini y colaboradores (2009) describen en practicantes de judo un aumento significativo del volumen de substancia gris en el lóbulo frontal relacionado con planeación y ejecución motora, en corteza prefrontal dorsolateral (implicada en la memoria de trabajo y el procesamiento cognitivo), giro temporal medial e inferior del lóbulo temporal, áreas paralímbicas relacionadas con los procesos de memoria y de aprendizaje motor; además, se observan cambios en los lóbulos occipital y parietal comprometidos con los procesos visuales asociativos y en la corteza del cerebelo vinculada con el aprendizaje motor. En practicantes de judo, karate, kickboxing y tang-soodoka se encuentra un aumento del volumen de substancia gris en área motora suplementaria, corteza premotora dorsal y en volumen de lóbulo temporal medial; estas áreas están relacionadas con habilidades motoras y con metabolismo aeróbico (Schlaffke et al., 2014).

El hecho de realizar actividades deportivas requiere de una flexibilidad constante en la conducta adaptativa ya que el medio ambiente del arte marcialista es variable y cambiante. Estas adaptaciones reclutan áreas cerebrales responsables de actividades neurales complejas como la percepción, la discriminación de estímulos, la toma de decisiones, la integración multimodal, el proceso de atención, la preparación y ejecución de movimiento (Nakata et al., 2010) y en muchos casos se ha descrito que de estas diferentes áreas cerebrales se tiene distinta actividad dependiendo de si el arte marcialista es experto o no.

BENEFICIOS NEUROPSICOLÓGICOS

Los beneficios neuropsicológicos incluyen mejoras en atención, memoria, habilidades motoras, visoespaciales y resolución de problemas, además de prevención del declive cognitivo (Del Percio et al., 2009; Vargas, Umaña & Rojas, 2002; Muiños & Ballesteros, 2013). Y por sus efectos positivo en variables cognitivas existen propuestas para que las artes marciales formen parte de los programas de estudio en escuelas públicas en norteamerica (Lakes et al., 2013). Estas disciplinas pueden ser practicadas desde la infancia y hasta la tercera edad. Algunas de estas propuestas han descrito que el practicar taekwondo, una hora a la semana durante un año, produjo un aumento en el balance postural, balance estático y la habilidad de orientación motora en adultos mayores y esto se atribuye a mejoras en los sistemas cerebrales responsables de la propiocepción, sistema vestibular y somatosensorial (Van Dijk, Huijts & Lodder, 2013.

Cabe mencionar que realizar artes marciales es gratificante para las personas y esto es un reflejo también de lo que ocurre en el cerebro ya que contamos con un sistema de recompensa cerebral que se activa cuando hacemos lo que nos hace sentir bien (Kalivas & Volkov, 2005). El ejercicio físico en especies infrahumanas libera neurotransmisores, afectando la síntesis y metabolismo de los sistemas centrales  dopaminérgico, noradrenérgico y serotonérgico cerebrales en diferentes zonas cerebrales responsables de la locomoción (striatum, hipocampo, núcleo accumbens, corteza frontal, médula espinal) y recompensa (hipotálamo, hipocampo, corteza cerebral) (Meeusen & De Meirleir, 1995; Meeusen, Piacentini & De Meirleir, 2001). 

Existen evidencias que vinculan la práctica de artes marciales y el deporte, en general, con sensaciones de bienestar o activación de áreas cerebrales implicadas con la recompensa. Szabo y Parkin (2001) indican que cuando se priva de realizar el entrenamiento habitual en karatekas expertos de ambos sexos se pueden observar alteraciones psicológicas del estado de ánimo (depresión, ansiedad,  entre otras) y emociones (irritabilidad, culpa, etc.). Bothe y colaboradores (2013) demuestran que la actividad física activa regiones y sistemas neuroquímicos asociados al sistema cerebral de la recompensa (dopamina, estriado ventral).

MEJORAS EN LA ATENCIÓN Y EL AUTOCONTROL

Las artes marciales consiguen mejorar la capacidad de atención y el estado de alerta de las personas que las practican. De acuerdo a los resultados de la investigación publicada en la revista Frontiers of Psichology, los investigadores determinaron que los resultados se incrementaban en cuanto a la capacidad para mantenerse alerta, la orientación (cambio de atención) y la atención ejecutiva.

El objetivo del estudio era evaluar el control mental de los participantes y poder determinar si las artes marciales en estudio podían conseguir beneficios sobre la atención, ya que son una actividad física que incluye aspectos de la meditación y el mindfulness. Para ello se estudiaron a un total de 48 deportistas adultos, de los cuales 21 solamente practicaban este tipo de deportes, mientras que los 27 restantes no habían tenido nunca un acercamiento. En el experimento no se consideró la modalidad de combate o especialidad que practicaban los participantes, teniendo en cuenta que algunas son más activas y otras más de meditación. El estudio determinó que los artistas marciales que llevaban más de 9 años practicando tenían un control mental más poderoso y una mayor aptitud para hacer frente a situaciones impredecibles al tener respuestas más adecuadas.

Tras una serie de ejercicios de motricidad, reflejos y respuesta, los investigadores comprobaron que quienes tenían mejores puntuaciones eran los que practicaban artes marciales, siendo los que llevaban más de nueve años los más sobresalientes.

EL CEREBRO DE UN CINTURÓN NEGRO

Victoria Gonzales, en el artículo de la revista Muy Interesante expone que un estudio que se publicó en la revista Cerebral Cortex reveló que la materia blanca del cerebro de los “cinturónes negros” se estructura de forma diferente a la del resto de los mortales.

Los investigadores, del Imperial College London, reclutaron dos grupos de voluntarios: los primeros eran expertos en karate con más de diez años de experiencia, mientras que el segundo equipo estaba formado por personas que hacían ejercicio regularmente, pero sin experiencia en artes marciales. Los científicos obtuvieron escáneres de sus cerebros, y midieron tanto la fuerza desplegada como la velocidad del movimiento al golpear. Los resultados revelaron que los karatekas experimentados golpeaban con más fuerza, sus movimientos estaban más sincronizados y mostraban diferencias acusadas en la estructura de la materia blanca del cerebro, en concreto en el cerebelo y en la corteza motora primaria, ambas zonas relacionadas con el control del movimiento.

“Los “cinturones negros” de karate son capaces de coordinar sus movimientos en un nivel muy superior al del resto”, ha explicado Ed Roberts, unos de los autores. “Esta capacidad parece estar relacionada con un ajuste fino de las conexiones neuronales en el cerebro, lo que les permite sincronizar los movimientos de brazos y tronco con mucha precisión”. 

Los científicos afirman que aún es necesario estudiar cuáles son las características de la materia blanca que determinan esta mayor habilidad. “Apenas estamos empezando a comprender la relación entre la estructura del cerebro y el comportamiento, pero nuestros resultados son consistentes con investigaciones anteriores que muestran que el cerebelo desempeña un papel fundamental en nuestra capacidad para producir movimientos complejos y coordinados”.

UNA MEJORA GLOBAL

El ejercicio físico contribuye a mantener una buena salud y a prevenir diversas enfermedades. Incluso, practicarlo de forma regular es una excelente vía para despejar la mente, tomar decisiones y alcanzar el bienestar emocional.

Según Francisco Aboitiz, Ph. D. Profesor Asociado de Facultad de Medicina de la Universidad de Chile “El entrenamiento del karate no debe ser considerado un mero ejercicio físico, sino que involucra además el desarrollo de regiones del cerebro que participan en elementos tan fundamentales como son la memoria, la atención y el balance emocional”. Los investigadores han descubierto que sin importar la edad o la condición, el ejercicio físico tiene efectos magníficos sobre las capacidades de aprendizaje y el bienestar emocional.

Muchos problemas emocionales se regulan y se pueden tratar mejor mediante el deporte y la actividad física:

Incrementa la autoestima porque al realizar actividades para el cuidado del cuerpo y ampliar los límites de exigencia física, también aumenta la percepción positiva que uno tiene de sí mismo.

Incrementa la felicidad por la activación de la producción de endorfinas. Unas sustancias químicas que actúan como neurotransmisores. Su función es la de reducir el dolor físico, y a la vez, crear una sensación de felicidad.

La actividad física es una excelente vía para disminuir la tensión muscular, lo cual incide significativamente en los estados de estrés. El ejercicio físico y el deporte contribuyen en el proceso de reabsorción del “cortisol”, también conocido como “la hormona del estrés”. 

Si se realizan actividades físicas con frecuencia, aumentan varias sustancias químicas en el cerebro que evitan la degeneración de algunas neuronas en una zona llamada “hipocampo”. Dicho de otra manera, el ejercicio físico contribuye a que nuestro cerebro se mantenga funcionando bien día a día y con el paso de los años. 

Autocontrol y mejora en conductas adictivas: por un lado, incrementa la sensación de control sobre el propio comportamiento y por otro, ayuda a construir hábitos de vida saludables y reduce los síntomas del síndrome de abstinencia.

Como hemos comprobado, el estrés diario de una ciudad como Barcelona puede suponer una agresión a nuestro cuerpo y mente. Una de las mejores maneras de solucionarlo es practicando deporte de forma regular. Desde nuestra experiencia, la práctica de un arte marcial te proporciona todos los elementos que cualquier persona necesita para mantener su equilibrio, su centro, su bienestar.

Por Dídac Arcas (codirector RANAI DOJO)

Vacía tu vaso: haciendo espacio para el nuevo conocimiento

Hoy os compartimos una reflexión publicada el 10 abril de 2017 en el blog de KARATE CREOLE de Juan, codirector de RANAI DOJO.

No se si a ustedes también les pasa, pero cuando voy a seminarios de Karate veo recurrentemente un tipo de karateka, por suerte no de manera mayoritaria, que va al seminario a hacer el mismo karate que hace en el dojo, casi-casi ignora las indicaciones del instructor y sigue ejecutando las técnicas como él ya sabe hacerlo, es decir, un entrenamiento más para el que no tendría que haber viajado y pagado la cuota que conlleva un seminario.

7638859-desbordado-vaso-de-agua

Yo me pregunto ¿por qué? Hace poco oía al Sensei Scott Langley (en mi opinión de los mejores exponentes del Shotokan) donde hablaba de emular el karate de otros , y lo retador que esto era, es más fácil hacer lo que uno sabe que intentar hacer algo en lo que otros son buenos, primera respuesta, nuestros egos no quiere que seamos “malos” en karate. mucho se ha hablado de lo genial que es ser cinturón blanco porque no estás contaminado con información de ningún tipo, viejos hábitos, etc. y puedes aprender de manera “limpia” lo que te enseñan. Estas dispuesto a ser “malo” en karate porque no sabes karate, tu ego en el karate aún o existe (en el mejor de los casos).

Por supuesto los cinturones negros no son los únicos en asumir esta postura, les cuento mi historia brevemente: cuando comencé a entrenar con Dídac Sensei, yo tenía ya un pasado en karate, venia  Venezuela con la SKIF (Cristina Reyes Sensei, Alejandro Castro Sensei, Ishikawa Sensei, Kanazawa Sensei, FVK, Selección de Miranda, etc.) tenía ya el 3er kyu que había obtenido en un examen donde prácticamente me desmayé del calor y la exigencia física. Por suerte para mi, habían pasado unos cuantos años desde mi último entrenamiento y me había olvidado de muchas cosas, pero sin duda estaba ahí el pensamiento “esto yo lo sé hacer” o peor aún “esto se hace así, yo sé cómo se hace”, así que me costó entender que algunas cosas las había aprendido mal, libro de toda responsabilidad a mis antiguos instructores por que evidentemente no soy capaz de acordarme de cómo me lo enseñaron, pero lo que si era evidente es que en mi karate acumulaba mucha tensión, y por alguna extraña razón creía que esto era bueno, era fuerte, era Shotokan. Llego el momento donde fui capaz de desprenderme de “mi vaso lleno de mi Shotokan” y entonces comencé a aprender otros conceptos, de relajación, latigazo, contracción expansión, etc. Sólo cuando decidí vaciar mi vaso pude llenarlo con cosas nuevas.

Lo más fuerte del asunto es que lo he llegado a ver en cinturones blancos, algunos que según mis propias conclusiones provenientes de McDojos y de haber practicado MMA  -alguna clase puntual seguramente- (sin saber que los peleadores de MMA no hacen una disciplina llamada MMA si no varias artes marciales, cada uno las suyas) se les hizo imposible aprender algo nuevo, y a las pocas semanas de entrar se fueron con su ego intacto de vuelta a sus casas donde se jactarán de haber aprendido karate con sus amigos.

Pero independientemente de si lo que sabes de antes te parece “bueno o malo”, no se trata de eso, se trata de que el nuevo conocimiento necesita que le dejes entrar, es un estado mental, Mushin según entiendo. Conciencia de lo que estas aprendiendo sin importar lo que ya sabes, como una esponja seca que absorbe todo el agua que se acaba de derramar. Se trata de darle una oportunidad justa a las nuevas aproximaciones, no segadas por lo que creemos que está bien.

Con esto dicho, he hecho un pacto conmigo mismo, no dudo que a momentos lo romperé consciente o inconscientemente, pero cuando vaya a donde sea a aprender (mis entrenamientos regulares o entrenamientos especiales o cualquier otra situación) me iré con un vaso vació y con una esponja seca para exprimirla en otro vaso cuando llegue a casa.

Artículo: Talleres defensa personal

En conmemoración del Día de la Mujer, RANAI DOJO ha podido colaborar en algunos talleres de defensa personal femenina en colaboración con Associació de dones Ca l’Aurelia y diversos centros deportivos de Barcelona.

El viernes 6 de marzo de 2020 nos trasladamos a Fit Balmes Femení.

También en Esportiu Rocafort el sábado 7 de marzo 2020 de 10:00 a 12:00.

Dídac propuso diferentes ejercicios y herramientas de autodefensa para las participantes que salieron muy motivadas después de los talleres.

Artículo: Curso de SMR Jojutsu en Barcelona 2020

El fin de semana del 15 y 16 de febrero de 2020 tuvo lugar en Barcelona, como cada año acostumbra a organizar el RANAI Dojo, el curso anual de Shinto Muso Ryu Jojutsu impartido por Vicente Borondo, Menkyo Kaiden de nuestra disciplina.

A este curso asistimos con ilusión, compañeros practicantes de Shinto Muso Ryu Jojutsu provenientes de los dojos MUSHIN de Valencia, TAIITSUKAN de Madrid, compañeros de Guadarrama y Catalunya y, por supuesto, los organizadores de RANAI dojo de Barcelona.

El sábado a las diez de la mañana con una temperatura agradable, dio comienzo la primera de las tres jornadas del curso que finalizaría el domingo al mediodía. Allí estábamos presentes con nuestra indumentaria de color índigo compuesta por el keikogi y la hakama y el que casi es un apéndice de nuestro cuerpo en Jojutsu, el Jo. La jornada comenzó con ligero calentamiento para desentumecer los cuerpos y proseguir con el trabajo de los kihon Honte uchi, Gyakute uchi con una y dos manos, hiki otoshi también con una y dos manos y una variante de kaeshi tsuki que permite variar el avance hacia adelante o hacia atrás según requiera la ocasión.

Sensei Vicente nos hizo poner la atención en la continuidad y fluidez que deben tener las técnicas, al tiempo que vamos progresando en la Vía (DO) e ir dejando de lado las pausas técnicas con las que nos desenvolvemos cuando somos practicantes noveles y por costumbre las incorporamos en la práctica como si la técnica fuera de esa manera. Al igual que aprendemos a leer juntado las letras para formar silabas y después palabras, cuando adquirimos soltura, no leemos las palabras haciendo pausas según las silabas que tienen las mismas. De la misma manera, destacó que la fluidez y la continuidad de movimiento deben de ir acompañadas de una gestión eficiente de la respiración.

Tras la práctica inicial, asistimos a un embu de las series Omote y Chudan realizadas por sensei Vicente y Dídac. En ellas pudimos ver los puntos que trabajamos en las técnicas básicas mencionadas anteriormente: fluidez y continuidad de los movimientos en las diferentes katas y el componente no visible, la gestión de la respiración en el desarrollo de las katas. La serie Chudan es más continua, fluida y con un punto de velocidad superior respecto a Omote.

Tras los embu, comenzó la práctica de las katas por parejas entre kohais y sempais, según el nivel de cada uno de los participantes bajo la supervisión de Sensei Vicente. Tras aliviar cierto vacío estomacal degustando unas viandas que nos hicieron reparar fuerzas, continuamos con la jornada vespertina del primer día del curso con la práctica de los kihon en tandoku Gyakute tsuki, Kuri tsuke, kuri hanashi, tai atari, maki otoshi y tsuki hazushi uchi. Al igual que durante la mañana, debíamos poner atención en los aspectos citados anteriormente durante la práctica y por ello realizábamos las técnicas con cierta lentitud pero con fluidez dotando a las técnicas de una continuidad de movimientos que se trasladarán posteriormente en la consecución de las katas.

Posteriormente Sensei Vicente junto a Dídac nos mostraron las series Ran Ai, Samidare y Gohon no midare. En ellas se puede ver como la velocidad de consecución aumenta, la cercanía entre uchidachi y shidachi es mayor y requiere una concentración superior para su
consecución. Se observa como a medida que se progresa en nuestra disciplina, ésta muestra cada vez de manera más evidente su carácter de “jutsu”.Del mismo modo, nuestras aptitudes se van perfeccionando, tanto externa como internamente, en el desarrollo de las katas de jojutsu y por añadidura en la kata de la vida, casi sin ser conscientes de como dicho proceso se va produciendo en nuestro interior, se produce la vía también conocida como “DO”.

Tras el embu, nos dispusimos a practicar las katas según nuestro nivel, enfatizando los aspectos que Sensei Vicente con su supervisión nos iba corrigiendo a cada uno de los asistentes. Finalizada la jornada, tras un día de intenso keiko, nos dispusimos a ir a cenar a un restaurante Sirio. En él compartimos charlas, risas y pudimos compartir experiencias entre los asistentes.

La segunda y última jornada del curso comenzó con los uchikomis de rigor. Esto nos sirvió para desperezarnos a nivel físico y mental y así ponernos manos a la obra de la práctica de los kihon Tai hazushi uchi y Do barai uchi. Nuevamente Sensei Vicente, tal y como nos propuso en la jornada sabatina, nos indicó realizarlos de manera consciente y fluida.

Una vez finalizada la práctica de kihon, pudimos ver un embu de Kasumi Shinto Ryu Kenjutsu. Dentro de nuestro currículo, en Shinto Muso Ryu Jojutsu, realizamos la práctica de otras armas como el Ken, el Tanjo, la Kusarigama y el Jutte.

Posteriormente al embu de kenjutsu, nos dispusimos a practicar según nuestro nivel las katas de las diferentes armas mencionadas anteriormente. Durante la práctica algunos tuvieron la oportunidad de ser instruidos por parte de Sensei Vicente en Katas nuevas según el arma que estuvieran practicando. Como suele ser habitual, los cursos nos dejan mucho material para mejorar la práctica en nuestros dojos.

Por último me dispongo a dar las gracias a los asistentes y en especial a Sensei Vicente Borondo, Menkyo Kaiden de Shinto Musho Ryu Jojutsu, transmisor directo de la línea de Nishioka Sensei, por la práctica y sabias directrices que nos ha brindado durante este curso.

Por Felix Echeandia

Próximo evento: Japan Weekend Barcelona 2020

Este año, el grupo de Shinto Muso Ryu Jojutsu de RANAI DOJO realizará unos talleres de iniciación al Jojutsu (JO-DO) en el Japan Weekend 2020.

El 7 y 8 de marzo 2020 en la Farga L’Hospitalet, será el lugar donde anualmente Japan Weekend toma Barcelona para celebrar un fin de semana repleto de diversión para todos los públicos.

Aquí podéis encontrar el HORARIO de las diferentes actividades. Si deseas más información, no dudes en contactarnos.

Japan Weekend es un encuentro que durante dos días reunirá aficionados al manga, el anime, los videojuegos y la cultura japonesa en general en un recinto lleno de stands de editoriales, tiendas y asociaciones, lleno de talleres, actividades, concursos, actuaciones de populares cosplayers y nuestra exhibición y taller de artes marciales.

Próximo evento: Talleres defensa personal

El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra el día 8 de marzo. Es fiesta nacional en algunos países.​ Fue institucionalizado por decisión de las Naciones Unidas en 1975, con el nombre de Día Internacional de la Mujer.

RANAI DOJO colaborará en la realización de dos Talleres de Defensa Personal que se realizarán en Barcelona. Todo lo que se recaude en esa jornada irá íntegramente destinado a la Associació de dones Ca l’Aurelia.

El viernes 6 de marzo nos podrás encontrar en Fit Balmes Femení de 18:00 a 20:00 aproximadamente. Recuerda reservar tu plaza en la recepción del gimnasio o llamando al 93 531 25 27.

RANAI DOJO ha sido también invitado a colaborar en unos Talleres de Defensa Personal gratuitos junto a Esportiu Rocafort el sábado 7 de marzo de 10:00 a 12:00 en sus instalaciones. Para apuntarte, sólo tienes que llamar (934 26 47 17) o pasar por la recepción del centro (Carrer de Floridablanca, 41).

Próximo evento: Scott Langley Barcelona 2020

Como cada año, sensei Scott Langley 6º DAN y Director Técnico de la HDKI (www.hdki.org), visitará Barcelona para realizar un seminario de Karate Shotokan tradicional.

Langley sensei ha creado la Hombu Dojo Karate International, de la cual nuestro grupo es miembro como parte de HDKI SPAIN (www.shotokandentokarate.com).

La HDKI es una comunidad internacional basada en el respeto, la equidad y la excelencia. Nos fortalecemos de nuestras diferentes tradiciones para construir una generación de futuros karate-kas que sea vibrante, sostenible e innovadora.

Si deseas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Introducción al Karate

Atractivo para hombres, mujeres y niños, el karate proporciona un medio seguro y saludable para aprender a protegerse. Se muestra que mejora el estado físico, la flexibilidad, la agilidad, la confianza y la autoconciencia. El karate es una combinación de técnicas de patadas, puñetazos, golpes y bloqueos. El Karate es universalmente reconocido como una de las artes marciales más completas y es ideal para combatir el estrés de la vida moderna.

Originario de Okinawa, el Karate se ha desarrollado durante más de 400 años para ser reconocido como una de las mejores formas de defensa personal del mundo. Practicado con las manos desnudas, sin armas (kara=mano te=vacía), las distintas partes del cuerpo se utilizan para parar, bloquear, golpear, agarrar, proyectar, etc.. 

El Karate Tradicional no es un deporte, sino un Arte Marcial. En sus aspectos físicos, se basa en un eficaz sistema de defensa personal, en una preparación física integral y en la obtención del mejor estado de salud posible.

RANAI DOJO es la asociación de Artes Marciales en Barcelona que ofrece lo mejor del karate japonés tradicional a través de métodos de entrenamiento modernos y un enfoque de aprendizaje de mente abierta.

HISTORIA DEL KARATE

A finales del siglo XIX, las Islas Ryūkyū se convirtieron en la Prefectura de Okinawa. Ankō Itosu desarrolló una síntesis de los tres estilos de Karate que se introdujo como parte del programa de educación física en los colegios. Por ello, Itosu es considerado como “el Abuelo del Karate Moderno”.

Muchos de sus alumnos se convirtieron a su vez en maestros y ayudaron a introducir el Karate en las islas principales de Japón. Los más destacados fueron Kenwa Mabuni, Chōjun Miyagi, Motobu Chōki, Kanken Tōyama y Kanbun Uechi. Uno de los más conocidos, sino el más reconocido de todos, fue Gichin Funakoshi (1868-1957) considerado “Padre del Karate Moderno”.

Funakoshi se desplazó a Tokio para hacer una demostración de su arte marcial, invitado por Jigorō Kanō, fundador del Judo. Ésta tuvo mucha aceptación. Funakoshi tenía previsto volver a Okinawa después de dicha exhibición, pero se quedó en Japón por las múltiples peticiones que tuvo para enseñar Karate.

El Maestro Gichin Funakoshi se considera el padre del Karate moderno y es ciertamente el padre del Karate japonés, pero el nacimiento de su hijo Yoshitaka Funakoshi (1906-1945) fue fundamental en la historia del Shotokan ya que éste incorporó las patadas altas, el predominio de las posiciones bajas, el combate de aprendizaje o kihon kumite (5, 3, 1 paso) y el kumite.

En 1935 se decidió que se necesitaba un Dojo central (Hombu Dojo) por lo que se creó un comité nacional de practicantes de karate para construir el mayor dojo de karate del mundo. Con 69 años de edad, el maestro Funakoshi inaguró el dojo en Tokio el 29 de enero de 1936. En la entrada del dojo había un letrero que decía Shotokan (la casa de Shoto). Sus alumnos decidieron colocar ese letrero porque Shoto (viento entre los pinos) era el seudónimo que utilizaba el Maestro cuando era joven para firmar sus poemas.

ESTILO SHOTOKAN

En términos generales, el estilo Shotokan se caracteriza por: golpes rectilíneos penetrantes, y bloqueos angulares, en mantener posiciones bajas durante gran parte de su ejecución, y por movimientos preparatorios largos (más no lentos) en sus acciones, destinados a potenciar los ataques y las defensas.​ Asimismo, se enfatizan los movimientos de cadera y la larga distancia, incluyendo las patadas altas, a diferencia de los estilos clásicos del karate de Okinawa.

Se considera al Shotokan como el primer estilo de karate japonés, además de ser considerado como una de las primeras escuelas de karate más reconocidas a nivel internacional. El Shotokan permanece hoy día como el estilo de Karate más practicado del mundo.

DOJO KUN

El Dojo Kun son una serie de preceptos escritos por Funakoshi Sensei que se encuentran colgados en los Dojos de Karate-Do Shotokan Tradicional.


Dojo Kun en japonés
¡Hitotsu! 
Jinkaku kansei ni tsutomuru koto. 
Perfeccionar el carácter.

¡Hitotsu! 
Makoto no michi o mamoru koto. 
Ser leal y sincero.

¡Hitotsu! 
Doryoku no seichin o yashinau koto. 
Tratar de superarse.

¡Hitotsu! 
Reigi o omonzuru koto. 
Respetar a los demás.

¡Hitotsu! 
Kekki no yu o imashimuru koto. 
Cultival el autocontrol.

OSS

¿QUIÉN PUEDE PRACTICARLO?

El Karate-Do puede ser practicado por todo el mundo y a cualquier edad, no habiendo discriminación alguna por edad, sexo, religión, estatus social o condición política.

<<Una de las particularidades más destacables del Karate es que todos pueden practicarlo, jóvenes y viejos, fuertes y débiles, hombres y mujeres>>
FUNAKOSHI, Gichin. Karate-Do, my way of life. Autobiografía

¿BENEFICIOS DE SU PRÁCTICA?

Físicos : fuerza, velocidad, resistencia, capacidad cardiovascular, etc.

Cognitivos: bilateralidad, memoria, concentración, coordinación, etc.

Psíquicos: autoestima, seguridad en uno mismo, autocontrol, anti-estrés, etc.

El Karate favorece el desarrollo del ser humano de forma integral y proporciona herramientas para la vida cotidiana, mejorando nuestra calidad de vida y la relación con los demás

¿QUÉ NECESITO PARA EMPEZAR?

Simplemente con un chándal o con ropa para practicar deporte es suficiente para empezar las clases de Karate.  Posteriormente, ud. vestirá un karate-gi, un vestido tradicional ancho, compuesto por un pantalón y una chaqueta de algodón blanco y un cinturón o obi anudado en la cintura.

EL KARATE Y LA DEFENSA ANTE UNA AGRESIÓN

La defensa personal es cualquier conjunto de técnicas destinadas a repeler o detener una acción ofensiva llevada a cabo por una persona. La defensa personal se basa en los fundamentos de las artes marciales, es por eso que técnicas básicas de Karate son las más eficaces ante un ataque fortuito en la calle.

El Karate-Do está diseñado, desde sus orígenes, a la defensa del individuo frente a la agresión, con el uso del propio cuerpo y de las armas naturales que dispone (palmas de las manos, codos, rodillas, etc.). Es imprescindible distinguir entre la formalidad que nos exige un entrenamiento en un Dojo con nuestros compañeros, y la aplicación real en la calle de las mismas técnicas.

Mujeres y hombres, practicando Karate Tradicional de forma seria y científica, estarán aprendiendo las técnicas de defensa personal que les podrán ser útiles en alguna situación embarazosa, cada día más habitual en nuestra sociedad.